Elaboración

Belloterra centra la cría y transformación del cerdo ibérico en el Valle de Los Pedroches, zona con la dehesa de encinas más poblada y mejor conservada del mundo. Este enclave nos permite proveer a nuestros cerdos de los recursos imprescindibles para su mantenimiento y desarrollo. La naturaleza, las dehesas arboladas donde destacan las encinas, es el mejor instrumento para garantizar la calidad de nuestros productos.  

Rodeada de encinas y alimentándose de las mejores bellotas, conseguimos que el ganado,  alcance su óptimo desarrollo lo que convierte a nuestros productos ibéricos en únicos.

Generamos calidad

Belloterra y su equipo de profesionales desarrollan un sistema basado en el  control de todas las fases del proceso como forma de garantizar la calidad de sus productos:

    1. La crianza: se lleva a cabo fincas de gran extensión dedicadas exclusivamente a la producción de cerdo ibérico con amplias zonas de monte de encina por donde los animales campean en absoluta libertad. A los cerdos se les permite un crecimiento lento alimentándolos a base de productos naturales aportados por el propio entorno: bellota de encina y hierba en invierno y pasto y rastrojo en verano. Aquí ya se realizan chequeos preventivos y de selección de camadas.
    1. El sacrificio: se lleva a cabo en mataderos homologados por la Unión Europea, donde se continua con el control de la materia prima, ya a un nivel fitosanitario.
    1. La fabricación: las instalaciones cuentan con las últimas innovaciones tanto en el tratamiento del producto como en la gestión empresarial, contando con los sellos de calidad necesarios para garantizar el producto ante nuestros clientes.
    1. La comercialización: en Belloterra pensamos que la calidad de la materia prima no es suficiente para mantener nuestros criterios de satisfacción al cliente, por ello cuidamos especialmente la presentación del producto y el perfecto envasado, utilizando siempre materiales higiénicos y de alta calidad.